91 343 41 00

    91 343 41 00

      91 343 41 00

        91 343 41 00

          Actualidad

          08/04/2017

          ¿En qué te benefician los masajes descontracturantes?

          ¿En qué te benefician los masajes descontracturantes?

          Cuidamos tanto su imagen, que a veces olvidamos que los músculos son órganos que, como el resto, cuando abusamos de ellos nos responden en forma de dolor. Ante esto, un masaje descontracturante en Vitoria puede ser un gran paso para empezar a preocuparte por la salud de esta parte de tu cuerpo que, a menudo, creemos más fuerte de lo que es.

          Tanto si eres alguien sedentario que está horas sentado en la misma postura como si perteneces al grupo de los deportistas, puedes ser víctima de contracturas musculares. De hecho, puedes estar hasta genéticamente predispuesto a sufrirlas. En cualquier caso, no se nos ocurre mejor opción que la de un masaje descontracturante en Vitoria para aliviar estas terribles molestias.

          Además de la ansiedad y el estrés, que originan gran parte de las consultas en cualquier clínica, existen múltiples razones por las que puedes sufrir una sobrecarga muscular: una mala postura, dormir mal o un traumatismo, por ejemplo.

          ¿En qué pueden beneficiarte estos masajes? En primer lugar, en mejorar, como es obvio, tu salud muscular: no solo alivias el dolor y obtienes una instantánea sensación de relajación, sino que estás previniendo futuras lesiones y recuperando el tono y elasticidad de tu tejido fibroso.

          Esa sensación de tranquilidad que consigues va a proporcionarte múltiples y ventajosos efectos colaterales: desde poder dormir mejor y más profundamente hasta conseguir mejorar tu estado de ánimo general (probablemente por la liberación de endorfinas que se produce durante esas sesiones).

          Además de eliminar también un montón de toxinas, con lo que ayudarás a renovar tu sistema linfático y circulatorio, si sufres cefaleas o migrañas un masaje de este tipo puede ser un gran paliativo. Incluso fomenta la tan ansiada regularidad intestinal.

          Las contracturas, si no se tratan, pueden agravarse y cronificarse. Por eso te invitamos a que, cuanto antes, nos visites en Masajes Zen y pongas tu problema en manos expertas.